servicio tecnico de heladeras en medellin Lo primero es saber a qué temperatura debemos tener la heladera. Lo recomendable es entre los 4 o 5 grados centígrados. No debes guardar alimentos calientes, debes dejar que se enfríe fuera para evitar cantidad de aire caliente en el interior.

Otro tip útil es dejar espacio entre los alimentos y el aparato, de manera que el aire circule bien por todas las paredes. Hay un error que comete muchas personas de abrir la puerta de la heladera y dejarla así mientras decide qué va a cocinar. El Ministerio de Industria de España calculó que esto genera una pérdida de frío en los refrigeradores de hasta el 7%. Por eso, tienes que pensar primero qué quieres comer antes de abrir la nevera y mantenerla en buen estado.

Otro punto a tener en cuenta con las puertas, es que su parte interior debe permanecer siempre limpio. Si el cierre de goma de tu heladera no está bien, el aire frío se escapará, lo cual provocará un gasto de energía y hará que el aparato no trabaje correctamente, entonces lo que tienes que hacer es comprobar que las gomas estén limpias de residuos. Es recomendable limpiarlas dos veces al año: puedes hacerlo con un cepillo de dientes y pasta dentífrica. Cuando hayas frotado con pasta las gomas, limpia con un trapo limpio.

Para que el condensador se refrigere bien, es recomendable situar el electrodoméstico a unos 15 centímetros de la pared. Además, el refrigerador no funciona bien si el condensador está sucio con polvo. Para evitarlo, puedes limpiarlo dos veces al año, para hacerlo tienes que retirar el refrigerador de la pared, desconectarlo y pasar la aspiradora.

También tienes que asegurarte de que la heladera esté nivelada. Si no lo está, la puerta no cerrará bien, afectará los motores y provocará condensación en su interior. Las heladeras necesitan tener algo dentro para mantener las temperaturas bajas. Si no sueles llenarlo demasiado, puedes dejar una jarra con agua dentro.

Si quieres limpiar tu heladera, lo primero que debes hacer es desconectarla. Seguidamente retiras los cajones y los separadores y lávalos en agua caliente con jabón. Limpia el interior con un producto especial de tu preferencia.

Si deseas utilizar productos naturales, puedes usar una mezcla con bicarbonato de sodio y agua tibia o vinagre destilado con agua. Se pueden añadir unas gotas de limón para eliminar el fuerte olor del vinagre.

En cuanto al hielo, si las paredes de tu refrigerador tienen más de medio centímetro de hielo, significa que tienes que descongelarlas. No utilices cuchillos para despegar el hielo de las paredes ya que puedes dañar el aparato. Es necesario e importante descongelar el refrigerador, si no lo haces, obligarás al motor a funcionar más de lo necesario y gastarás más energía.

Estos trucos son muy efectivos y fáciles de aplicar. Cuida y haz desde tu casa este mantenimiento para que conserves tu electrodoméstico en buen funcionamiento.